Al menos 28 muertos y 350 mil afectados por lluvias en Pakistán

Crisis del capitalismo

Al menos 28 muertos y 350 mil afectados por lluvias en Pakistán

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ Prensa Latina

Al menos 28 personas murieron y más de 350 mil quedaron afectadas por las torrenciales lluvias e inundaciones que azotan a Pakistán desde la semana pasada, reportaron hoy fuentes oficiales.

Con unos 285 mil damnificados, el distrito de Chitral, en el noroeste, es el más golpeado por las fuertes precipitaciones, que comenzaron a mediados de este mes.

En esa región quedaron incomunicados casi 300 poblados, mientras numerosos puentes, carreteras y zonas de cultivos fueron dañados, informó la vocero de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios Vannina Maestracci.

Ante la situación, las autoridades de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa declararon el estado de alerta en Chitral y en los vecinos distritos de Nowshera, Peshawar y Charsadda.

El primer ministro Nawaz Sharif visitó ayer zonas afectadas y campamentos de refugiados instalados en la oriental provincia de Punjab, donde anunció un paquete de ayuda para los damnificados.

Como parte de la respuesta gubernamental, el ejército lanzó un operativo que permitió la evacuación de miles de personas y distribuyó 17,5 toneladas de raciones de alimentos, precisó el Servicio de Relaciones Públicas castrense.

Entretanto, un comunicado de la Media Luna Roja de Pakistán reportó inundaciones en las ciudades de Lahore, Islamabad y Rawalpindi.

Con más de 20 millones de habitantes, también la sureña urbe de Karachi fue blanco de los torrenciales aguaceros, un mes después de la ola de calor que mató allí a más de mil personas.

Las autoridades de esa metrópolis instalaron 36 centros de emergencia para paliar las consecuencias del fenómeno meteorológico, explicó el comisionado Shoaib Siddiqui.

El gobierno alertó también de la crecida del río Indo, que cruza de norte a sur toda la geografía de esta nación asiática, por el peligro que representa en especial para las zonas bajas localizadas en la provincia de Sindh, donde desemboca.

Por su parte, el departamento meteorológico pronosticó la continuación de las fuertes lluvias para la próxima semana, sobre todo en Khyber Pakhtunkhwa y en el vecino territorio de Gilgit-Baltistán.

Causante de la muerte de más de dos mil personas y de daños por valor de miles de millones de dólares, la temporada monzónica del 2010 es considerada la peor en la historia reciente del país.

/N.A

Dejanos un comentario