4F de 1992: 26 años donde el "Por Ahora" se convirtió en "Para Siempre"

Trabajo Especial

4F de 1992: 26 años donde el "Por Ahora" se convirtió en "Para Siempre"

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ Paola Morales

Al conmemorarse 26 años del "Día de la Dignidad Nacional", es necesario rememorar ese 4 de febrero cuando en unión cívico-militar, se efectuó un alzamiento del pueblo contra el neoliberalismo y capitalismo, acción liderada por el  entonces teniente coronel Hugo Chávez Frías.

La rebelión de 1992 enfrentó el sistema político destructor promovido por el entonces presidente, Carlos Andrés Pérez, quien con su llamada democracia representativa, producto del Pacto de Punto Fijo, reprimió de manera criminal los intereses del pueblo venezolano. 

Al ocurrir una derrota temporal, Chávez asumió la responsabilidad junto a un grupo de militares, y una vez aceptada su situación y en bienestar de la población, se dirigió al país mediante la prensa local para manifestar que "por ahora" los objetivos no habían sido alcanzados.

Ese momento marco un punto de partida para lo que seria el surgimiento de la esperanza en el pueblo venezolano, Un pueblo que ahora dice "Comandante Chávez para siempre".

26 años del renacer de la Patria Grande

La madrugada del 4 de febrero de 1992 un grupo de militares buscarían devolverle la dignidad a un pueblo que se encontraba sumido en la pobreza, producto de las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno del entonces Presidente Carlos Andrés Pérez y de los exmandatarios que lo antecedieron durante más de tres décadas, hecho que revivió la esperanza maltratada de una población en su lucha por la emancipación y la construcción de una sociedad más justa.

Los uniformados se identificaron como el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), movimiento político fundado a lo interno de las fuerzas armadas en 1983 bajo el pensamiento de Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora.

Las acciones efectuadas fueron el asalto al palacio presidencial de Miraflores a la residencia presidencial (La Casona), y otras importantes ciudades del país, generando intensos enfrentamientos en algunos casos.

Al quedar frustrado el intento de toma de la ciudad capital, los insurgentes se rindieron, luego que las guarniciones del interior del país fueran recuperadas por las fuerzas leales al gobierno de entonces.

Chávez resultó arrestado y privado de su libertad por fuerzas de seguridad, dando así paso a lo que sería su histórica alocución, transmitida ante los medios de comunicación, donde el Comandante asumía la responsabilidad del alzamiento, y ordenaba a los insurgentes que aún luchaban en Aragua y Valencia que se rindieran para evitar mayores derramamientos de sangre, a la vez que pedía a sus partidarios deponer las armas.

“Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital”

A partir del 04 de febrero de 1992, la construcción de la nueva sociedad venezolana dejó de ser una utopía para convertirse en una necesidad posible, con sujetos y un liderazgo claro capaz de motorizar el proceso revolucionario.

Esa acción de valentia liderada por el Comandante Eterno Hugo Chávez representó el chispazo que fortaleció al pueblo y lo enrumbó en la lucha por el rescate de la dignidad nacional.

26 años después y pese a miles de intentos de desestabilización y sabotaje, el pueblo venzolano apegado al legado de Chávez continúa fortaleciendo y defendiendo su dignidad, soberanía e independencia. 

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.