16 periodistas mexicanos fueron asesinado en 2016

Informe gremial

16 periodistas mexicanos fueron asesinado en 2016

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Correo del Orinoco / Chevige González
Un total de 16 periodistas mexicanos fueron asesinados en el año 2016. La información se desprende del informe elaborado por los gremios de periodistas de esa nación, difundido esta semana. También se registraron 28 desapariciones forzadas que aún no han sido esclarecidas por las autoridades.
 
El documento elaborado por la Federación de asociaciones de Periodistas Mexicanos y el Colegio de Licenciados en Periodismo, revela que desde 1983, cuando iniciaron su trabajo de documentación han sido asesinados 259 comunicadores. 2016 resultó uno de los años más trágicos según la contabilización.
 
El informe indica que con lo ocurrido en 2016, “se reafirma que en nuestro país, nadie con poder de solución le importa el drama en que viven o superviven los periodistas”. Advierten que “ni las autoridades, ni las llamadas ONGs, ni las mismas comisiones de Derechos Humanos, se involucran en el desastroso fenómeno que lastima fundamentalmente a la sociedad puesto que el punto toral es la intensión de socavar o de plano cancelar las libertades de Prensa y Expresión y por ende el Derecho a la Información del pueblo mexicano”.
 
Especifican “que dos de los compañeros periodistas mexicanos fueron asesinados en el extranjero, precisamente en Estados Unidos y en Costa Rica y cuatro colegas extranjeros fueron muertos en México”.
 
El gremio periodístico organizado advierte que “ante tan dolorosa e inaguantable situación, nuevamente reitera su más exigente demanda de justicia y de que se implementen las medidas precautorias para proteger a los periodistas, comunicadores, trabajadores de prensa, a sus familiares y amistades, así como a los civiles que han tenido la desgracia de estar en los lugares de las agresiones”.

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.