10 de septiembre: Día Mundial para la Prevención del Suicidio

Tiene un gran impacto social

10 de septiembre: Día Mundial para la Prevención del Suicidio

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
Agencias

El 10 de septiembre se conmemora a nivel mundial el Día para la Prevención del Suicidio, una iniciativa de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio en colaboración con la Organización Mundial para la Salud (OMS), para concienciar a la población mundial de que el suicidio puede prevenirse. Este año el lema que se promovió es "Trabajando juntos para la prevención del suicidio". 

El suicidio es definido por la OMS como el acto deliberado de quitarse la vida, el cual tiene un gran impacto social en la medida en que afecta a familiares y personas allegadas de quien atenta contra su vida. Algunas de las conductas que se consideran alarmas son el aislamiento, la poca comunicación, dificultades emocionales, tener una enfermedad crónica, el abuso de sustancias como el alcohol y las drogas, además de tener antecedentes de intentos suicidas.

Este tema se ha convertido en un problema de salud pública que afecta a todos los países, considerándose como la segunda causa principal de defunción en las edades de 15 a 29 años, según cifras de la OMS.

¿Cómo prevenirlo?

Para prevenir, es importante tomar conciencia de la ayuda que todos podemos brindar desde cada uno de nuestros roles; bien sea como familia, amigos, compañeros de trabajo, miembros de la comunidad en general, líderes religiosos, profesionales de la salud y gobierno, porque en muchos casos escuchar o dialogar con alguien puede evitar un desenlace fatal.

"Debemos concienciar a las personas de que no está mal pedir ayuda, hablar y necesitar de alguien, porque muchas veces se piensa que este tipo de cosas nos vuelven frágiles, vulnerables o dan pena. Pedir ayuda no lo hace a uno inferior, porque ese es un recurso de una persona inteligente", sostiene el Doctor Auli, Médico Psiquiatra del HUSI.

En la etapa de la niñez y la adolescencia el apoyo por parte de la familia es vital para reducir los riesgos de suicidio. Brindar unas garantías mínimas que suplan sus necesidades y un ambiente emocional con base en el amor influye positivamente en el desarrollo de la personalidad de estos menores, y, por ende, en sus conductas y manera de cómo asumir cada situación que se les presente.

Como Institución de Salud, debemos estar preparados para brindar un acompañamiento psicológico básico a toda aquella persona que lo necesite, saber abordar una situación que haya manifestado un intento de suicido, a partir del diálogo y sin juicios de valor.

En este sentido, consideramos necesario destacar que, si bien existen razones individuales para la conducta suicida, también obedece a prácticas sociales y, como tales, el papel de la comunidad en la identificación oportuna y en el acompañamiento de personas con riesgo suicida adquiere un valor incalculable y sobre el cual podemos aportar todos.

Categoria:

Dejanos un comentario